Preocupación por la continuidad de los tratamientos de diálisis

El Pami determinó la reducción del monto facturado por convenio de alrededor de un 10 por ciento, en conceptos de indicadores de calidad, que seguirán siendo exigibles pero no pagados este organismo.

Mil dos pacientes se dializan hoy en Salta. De ese total, 710 personas son de la capital salteña y 292 del interior de la provincia. Una tercera parte de esos pacientes pertenecen al Pami.

Recientemente el Instituto de Jubilaciones y Pensiones (Pami), según informaron desde la Asociación de Centros Privados de Diálisis de Salta (Cepridiasa), determinó de manera unilateral la reducción del monto facturado por convenio de alrededor de un 10 por ciento, en conceptos de indicadores de calidad, entre otros, que seguirán siendo exigibles pero no pagados.

La obra social provincial hoy paga un 10 por ciento menos que el Ministerio de Salud Pública de la Provincia, entendiéndose éstos pacientes carenciados. “El Ministerio de Salud adeuda a la fecha cindo meses de facturación. Al igual que Incluir Salud a nivel nacional. Esta realidad económica y financiera a la cual se suma la franca presión impositiva, el incremento de insumos y paritarias para el sector alrededor, hace sumamente inviable la continuidad de las prestaciones de la cual depende la vida de los pacientes”, dijo con preocupación el presidente de Cepridiasa, Rodolfo Miguel Savio.

Teniendo en cuenta que la tercera parte de los pacientes que se dializan en Salta son del Pami, es oportuno decir que otro 29 por ciento tiene cobertura en Incluir Salud (ex Profe), que son las personas carenciadas que cubren los programas nacionales. Otro 19 por ciento pertenecen al Instituto Provincial de Servicios de Salud (IPS) y casi un 10 por ciento al Ministerio de Salud Pública de Salta.

El tratamiento de sustitución renal diálisis (hemodialisis) y diálisis peritoneal, constituyen los dos únicos medios para la sobrevivencia de los pacientes con insuficiencia renal crónica terminal.