Una maestra salteña recibió el galardón a “maestros ilustres”

El Ministerio de Educación de la Nación destacó el trabajo que la docente realizó con un proyecto de Educación Sexual Integral en una escuela local.

Durante la jornada que conmemora los 130 años de la muerte de Domingo Faustino, veinticuatro docentes fueron galardonados con el premio Maestros Ilustres, otorgado por el Ministerio de Educación de la Nación.

Esta distinción se le otorga a una maestro o una maestra por su aporte a la educación. Los maestros fueron seleccionados por sus ministerios provinciales, bajo criterios como: reconocida trayectoria; destacado desempeño entre alumnos/as; reconocimiento de la comunidad educativa; reconocimiento académico y participación en espacios de formación y presentaciones ante la comunidad; compromiso con su escuela expresado en propuestas innovadoras para los estudiantes, entre otros.

La salteña Eva Noemí Fernández fue una de las premiadas. Una de las virtudes, destacadas por el Ministerio, fue haber impulsado un proyecto de Educación Sexual Integral con alto impacto en la sociedad.

Eva Noemí Fernández es profesora de matemática, con una trayectoria de más de 33 años. Actualmente se desempeña como docente en la Escuela de Comercio N° 5005 Juan XXIII, donde tiene a cargo diversos cursos del ciclo básico y orientado del nivel secundario. A lo largo de su recorrido como profesora puso en marcha el Club de Matemáticas, propició la participación de los estudiantes en las Olimpíadas Matemáticas Argentinas y también fue una entusiasta impulsora de las Olimpíadas Matemáticas Ñandú, en articulación con escuelas primarias.

Desde el ministerio recalcaron que en todas estas instancias los alumnos de Eva lograron resultados destacados.

Además, señalaron que en el año 2015 intervino junto con sus alumnos en la Feria de Ciencias con el trabajo “Juego + Inclusión = Matemática”, que fue seleccionado para participar en la instancia nacional, en la Ciudad de Puerto Iguazú, logrando una Mención Destacada. Otro proyecto con alto impacto comunitario es el que llevó adelante con estudiantes de 5° año: “ESI: Un afecto con efecto”, junto a otros docentes y diferentes instituciones del medio. Como resultado de estas acciones, los alumnos son, ahora, promotores de talleres de Educación Sexual Integral para padres y alumnos de una escuela primaria.

“Estas y otras acciones son representativas de su compromiso con la enseñanza, así como con su comunidad”, destacó el Ministerio de Educación de la Nación.

ESI: Un afecto con efecto

Uno de los proyectos de la educadora salteña tiene como propósito declarado trabajar con los alumnos en educación sexual “reconociendo la sexualidad como parte de la vida, para que se desenvuelvan, respecto a ella, con actitudes de tranquilidad y madurez, con una visión positiva y puedan, ante las diversas alternativas y modelos que se le ofrecen, crecer con sentido crítico, tomar decisiones y hacer elecciones responsables con sus vidas y las del otro sexo, y así tener vivencias afectivo-sexuales responsables y saludables”.

“En nuestra institución, ocurrieron casos de adolescentes y jóvenes embarazadas que han puesto en riesgo sus vidas, lamentando el fallecimiento de una de ellas al nacer su hija, otra con un aborto espontáneo, y una internada cuatro meses en terapia intensiva con un embarazo de riesgo, todo esto nos llevó a fines de 2015 y a lo largo del año 2016 se trabaje a nivel institucional en la ejecución de un Proyecto de E.S.I involucrando a todos los sectores de la comunidad”, se puede leer entre los propósitos del proyecto.

Fuente: La Gaceta Salta.